Así lo aseguró el Jefe del Departamento de Promoción Interna del IPCVA, en la jornada que el Instituto llevó a cabo en Embajador Martini, localidad de La Pampa.

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) organizó una Jornada a Campo en la localidad Embajador Martini de La Pampa. En dicho marco, poblado de productores y público en general se repasaron las claves para pensar la ganadería pampeana, con el foco puesto en la productividad, el asociativismo y la exportación.

Infocampo estuvo presente y conversó con Adrián Bifaretti, Jefe del Departamento de Promoción Interna del instituto, quien aseguró que “en la medida que el negocio ganadero funcione al ritmo del mercado interno, la inflación va a ser el factor más determinante. Si noventa de cada cien kilos que producimos están destinados al consumo local, no se puede esperar que la inflación, y por ende el poder adquisitivo de las personas, no influya”.

De todas formas, el especialista en mercados ganaderos aclaró que el aumento del precio de la carne ha ido siempre por debajo de la línea de crecimiento de la inflación.

Los datos positivos vienen del lado de la industria. Por un lado, según un informe de la UIA, en el acumulado de los primeros ocho meses del año se ve una recuperación del 1,6% de la producción industrial. Es poco, pero visto de forma tendencial es auspicioso. Y por otro lado, está el empleo, que también aumenta a un ritmo lento y gradual”, indicó Bifaretti.

En lo que respecta a las estadísticas del consumo argentino de carne vacuna, Adrián indicó que “según un dato de la CAME hubo una caída en el consumo interanual del 2,6% entre enero y agosto, pero en ese mismo período, nosotros estimamos que hubo un aumento aparente del consumo de carne del 7%. Eso sin dudas es un dato auspicioso para el mercado de la carne bovina, mientras se espera que se concrete el ingreso a otros países”.