La multinacional Coca-Cola compra el 21% de la producción de cítricos y derivados de la Argentina, según los últimos reportes del mercado.Adquiere cada año en el país jugos de frutas y derivados por 245 millones de dólares con el fin de abastecer la producción de jugos, aguas saborizadas, gaseosas y otras bebidas en 20 países alrededor del mundo.2

Del total de compras del 2015,  44 millones de dólares se destinan al mercado argentino y 201 millones de dólares a los demás mercados internacionales.

Según dio a conocer la empresa, durante el año pasado compró aproximadamente 37.000 toneladas de jugo concentrado y sus derivados, equivalente a 1,2 millones de toneladas de naranjas, limones, pomelos, manzanas, uvas, peras y duraznos. En todos los casos, Coca-Cola adquiere productos con valor agregado, que fueron procesados por empresas locales de distintas regiones del país.

Esto tiene un impacto directo en la economía de Mendoza, ya que la provincia es una de las proveedoras de jugo de frutas, junto con Tucumán, principal productor mundial de limones y de sus derivados. Las economías de las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, Formosa, Misiones, Salta, Neuquén, Río Negro y San Juan también se ven beneficiadas con las compras de la multinaiconal.

Coca-Cola adquiere cada año 60% de la producción argentina de jugo de naranja, 12% de la de jugo de limón y 27% de la de jugo de pomelo.

De acuerdo con el último reporte de Fedecitrus, la producción total del país tuvo un valor de 1041 millones de dólares. Coca-Cola compra cítricos y sus derivados por un total de 219 millones de dólares, equivalente al 21% del total de la producción argentina.