El presidente de la entidad, Carlos Iannizzotto, dijo que “las perspectivas no son alentadoras para que haya subsidios de tasas y de esa manera se pueda empujar y fomentar” al sector.

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, se refirió a la situación de las economías regionales y aseguró que hacen falta políticas para recuperar la rentabilidad. Por eso, lamentó que “el presupuesto del Ministerio de Agroindustria se redujo”, dado que “no hay expectativas de que haya tasas subsidiadas” para el sector.

“La pauta presupuestaria nos aflige porque la forma de tener créditos de fomento o de políticas activas es que haya tasas subsidiadas; en el presupuesto de Agroindustria hay una reducción, así que las perspectivas no son alentadoras para que haya subsidios de tasas y de esa manera se pueda empujar y fomentar a las economías regionales”, expresó Iannizzotto en declaraciones a la agencia Télam.

De todas maneras, reconoció el trabajo del Banco Nación, que emitió créditos, aunque señaló que “la tasa de interés sigue siendo prohibitiva”.

“Acompañamos la integración al mundo que propone el Gobierno, pero miremos hacia adentro para ver si nuestras estructuras agroindustriales en sus costos, sobre todo el impositivo, pueden realmente competir, y a partir de ahí lograr aranceles bajos para la importación”, dijo el dirigente rural, al tiempo que remarcó que “el gradualismo con la que el gobierno aplica las medidas económicas debe ser compensado”, porque “la naturaleza no espera”.

En ese sentido, sostuvo que “si aumenta el combustible, pero lo que producimos tiene el mismo precio, cómo hacemos para seguir produciendo. Hay que asistir a las economías regionales impositiva y financieramente hasta que puedan enfrentar los desafíos de un mercado de oferta y demanda en donde haya un premio a la eficiencia, la tecnología y la innovación, como pretende el gobierno”.

“Para el cooperativismo, la política de libre mercado es sanguinaria, para el productor y el consumidor; pero el Estado tiene herramientas para equilibrar si le interesa un modelo productivo federal”, disparó.

Y concluyó que “las medidas tomadas hasta ahora no lograron arrancar a las economías regionales de una situación de olvido y descapitalización”.