Un informe de CAIR señaló que hay optimismo en el sector, ya que “los inversores comienzan a ver con otros ojos las inversiones en inmuebles rurales”.

Un informe elaborado por la Cámara Argentinas de Inmobiliarias Rurales (CAIR) señaló que la actividad de las inmobiliarias rurales creció 24,92% interanual en agosto y registró la mejor marca en cuatro años para ese mes.

Según el Índice de Actividad del mercado Inmobiliario Rural (InCair), que mide el movimiento en alquileres y compraventa de campos pero no refleja precios ni valores, el mes pasado se registró una mejora de 3,14 puntos intermensual y una suba de 8,85 interanual, lo que “muestra un crecimiento de la actividad sostenido y firme, aunque debajo del récord”.

“Los inversores comienzan a ver con otros ojos al mercado rural y luego de las elecciones de octubre, la tendencia será más pronunciada hacia el ascenso y terminará el año arriba de los 50 puntos de actividad”, expresó la entidad.

En tanto, indicó que “el regreso al pasado es cada vez menos probable y los inversores comienzan a ver con otros ojos las inversiones en inmuebles rurales”.