Así lo reveló un informe de la Fundación FADA. La panadería es el eslabón donde se produce el mayor salto de precio, seguido por el sector lácteo.

En su segundo informe acerca de los indicadores de precios, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) detalló el recorrido del precio del campo a la góndola y reveló que el alimento básico que más se multiplica es el pan, con 10,5; seguido por la leche, con 3,6; queso cremoso, 3,5 y carne, 2,4.

Pan

“Desde el trigo a la góndola, el precio del pan se multiplica por 10,5. Del precio final de $35,4 lo que más abulta el precio son los costos de la cadena en un 62,6%, son los costos de la materia prima en sí, los laborales, fletes, insumos, de estructura, etc. El resto de la carga proviene en un 24,9% de los impuestos y en un 12,6% de las ganancias acumuladas en la cadena”, detalló FADA.

En un análisis más profundo de eslabón por eslabón, el trigo representa el 8,3% del precio final ($2,93) y el molino el 3,3% ($1,18), la panadería el 63,6% ($22,54) y los impuestos el 24,9% ($8,81), lo que demuestra que el productor de trigo debe vender 12,7 kilos de trigo para adquirir 1 kilo de pan en el comercio.

“Vemos que la panadería es el eslabón donde se produce el mayor salto de precio, en parte esto puede explicarse por dos razones: la primera, que la panadería realiza dos actividades juntas, la de producción del pan y la venta por menor, es decir, dos eslabones fusionados. La segunda, es que tiene escalas menores a los otros eslabones, por lo que tiene costos unitarios mayores”, expresó David Miazzo, economista de la Fundación, quien remarcó además que “estos datos demuestran que el trigo tiene una participación muy baja en la formación del precio del pan”.

Leche

“Desde el tambo a la góndola, el precio de la leche se multiplica por 3,6. Del precio final del sachet de $20,3, el tambo representa el 26,3% del precio final ($5,35), la industria el 31,2% ($6,35), el comercio el 16,7% ($3,39) y los impuestos el 25,8% ($5,23). Según la Subsecretaria de Lechería del Ministerio de Agroindustria, el productor tambero recibió $5,61 por litro vendido. El tambero debe vender 3,6 litros de leche para comprar un sachet en el supermercado”, explicó el estudio.

En ese sentido, Miazzo consideró que “el sector primario lechero continúa, con dificultad para cubrir los costos totales, es decir, que tiene pérdidas. Además, es un sector que ha estado fuertemente afectado por las inundaciones, principalmente en Provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Sur de Córdoba. En el caso de la industria lechera, en líneas generales, se detecta una leve mejoría”.

“Aunque la ley de IVA prevé que la leche esté exenta de este impuesto en el último eslabón, esto no se aplica porque el decreto reglamentario dice que la exenta es la leche pasteurizada, mientras que hoy se produce la ultra pasteurizada (UAT). Por ello hoy estamos pagando IVA en el precio de la leche cuando no deberíamos hacerlo”, agregó el economista.

En relación a esto, FADA realizó un proyecto conjunto con las diputadas Adriana Nazario, Claudia Rucci y el diputado Agustín Calleri que esta semana ingresó al Congreso. Con las medidas propuestas para subsanar el problema, el sachet de leche debería bajar alrededor de 90 centavos por litro, casi un 5% menos.

Carne

“Desde el ternero al mostrador, el precio de la carne se multiplica por 2,4. Del precio final de $119,34, el 80,2% son costos de la cadena, 19,4% impuestos y 0,5% ganancias. Es decir que el ternero representa el 41,1% del precio final, el feedlot el 17,6%, el frigorífico el 8,8%, la carnicería el 13,1% y los impuestos el 19,4%. El productor ganadero debe vender 2,94 kilogramos de animal en pie para comprar un kilogramo de carne en la carnicería”, sostuvo FADA.

Asimismo, subrayó que “respecto al desempeño de la cadena cárnica, las ganancias cayeron a $0,54 por kilogramo al mostrador. El feedlot es el sector más complicado, presentó un margen negativo de $0,59 el kilo por animal en pie. En la cadena hubo un incremento de los costos del 18% y además una mayor participación del Estado.”

Queso cremoso

“Desde el campo a la góndola, el precio del queso se multiplica por 3,5. Del precio final de $154,5 por kilogramo, el 64,4% son costos, 30,4% impuestos y 5,2% ganancias El tambo representa el 26,6% del precio final ($41,13), la industria el 16,4% ($25,39), el comercio el 26,6% ($41) y los impuestos el 30,04% ($46). El productor tambero debe vender 30,4 litros de leche para comprar 1 kg de queso cremoso en el supermercado”, reveló el informe.