El truco, truque o truc es un juego de naipes con baraja española originario de Valencia y las Islas Baleares (España), muy difundido en el Cono Sur de América: Argentina, Paraguay, Uruguay, sur de Chile,Brasil y Galicia. Existe también una versión ligeramente distinta en Venezuela. Es el juego original. Es de origen árabe (truk o truch), y algunos lingüistas creen que es el origen etimológico de la palabra truco, debido precisamente a los ardides que se emplean en este juego.

Se usa la baraja española y se juega en Baleares y Valencia, en zonas limítrofes de Cuenca y en pueblos, como Loarre (Huesca) (donde recibe el nombre de truque). También en Palacios del Sil (en la zona del Alto Sil en León) y en Galicia, aunque probablemente por influencia del retorno de emigrantes del Cono Sur. Pueden jugar cuatro, seis u ocho personas, aunque la modalidad más extendida es la primera. Es un juego por parejas en el que las señas son imprescindibles. Las jugadas mantienen sus nombres en valenciano. En Baleares se juega una modalidad diferente a la valenciana.

Las cartas más importantes tienen nombre específico y seña propia. En el truc, hay dos formas de jugarse los puntos; al envit y/o al truc.

El truco está extendido principalmente en el Río de la Plata, pero se conoce con variaciones en toda la Argentina, en Paraguay, en Uruguay y en el Brasil. En este caso se juega con una baraja española de 40 naipes, también llamados cartas o barajas. Y pueden ser 2,3 (truco gallo) 4 y 6 jugadores, aunque existe una modalidad de 3 (gallo) u 8. Lo más frecuente es jugar dos parejas.

Dependiendo a la variante que se juegue, para ganar se deben sumar una cantidad determinada de puntos, a veces se dividen en etapas. Por ejemplo la mayoría de los jugadores en Argentina juega partidas a 30 puntos (y suele jugarse al mejor de 3 partidos), esos 30 puntos suelen dividirse en 15 malos y 15 buenos. En otras regiones se juega a ganar 2 truques, que a su vez cada truque esta formado por 2 zancas y cada zanca por 18 piedras.

Lo importante al definir cómo se dividen las etapas del truco es cuánto vale la “falta envido”: los puntos que le faltan para ganar al equipo que va delante. 7

Las señas:

Hay una convención preestablecida para quienes no han sido parejas nunca o no desean hacerlo de otro modo, pero con la experiencia cada cual elije la manera de indicarle a su compañero las cartas que posee.

En principio, hay que intentar que el oponente no vea las señas para que no se pueda formar una idea de las cartas que se tienen, pero esto también se puede usar como engaño ya que se puede permitir que vea una seña falsa, y se tenga una imagen completamente equivocada de la mano de su oponente. Esto hace al juego sumamente interesante.

* Ancho de espada = cejas arriba
* Ancho de basto = ojo guiñado
* Siete de espada = media sonrisa hacia la derecha
* Siete de oro = media sonrisa hacia la izquierda
* Tres = se muerde el labio inferior
* Dos = labios como dando un beso
* Anchos Falsos (Copa y Oro) = boca abierta como una haciendo una “O”

* Con mucho puntaje para el envido = Mover la nariz
* Sin puntaje para el envido = Ojos cerrados

La mentira:
Es muy común mentir en el juego, esperando que nadie se dé cuenta, tratando de sacar algún punto más. Un ejemplo bien práctico y fácil de entender, sería cantar los tantos mal, y tirar las cartas sobre el mazo esperando que los jugadores no se den cuenta de la trampa. Otra sería cantar, y dejar las cartas sobre el mazo sin mostrar la supuesta flor. Otra mentira frecuente consiste en tirar la carta más alta precisamente cuando ésta no gane, sólo para aparentar tener una superior. Esta jugada se denomina

Truco (Argentina)

El truco en su versión Argentina tiene particularidades, además de que en distintas regiones del país a su vez hay diferencias. En Argentina se juega principalmente con la baraja española, a la cual se le excluyen los 8 y los 9. El objetivo del juego es alcanzar una cantidad de puntos, a través de las distintas combinaciones. Fundamentalmente se intenta llegar hasta los 30 puntos. Por lo tanto se juega casi siempre con flor (con cantora) lo que deberá ser decidido por los jugadores, o en su caso por un árbitro.