Será una fábrica compacta, de última generación, que asegurará un producto de calidad”, dijeron desde el Ministerio de Producción provincial.

El gobierno de La Pampa analiza la construcción de una fábrica de productos lácteos que se venderán a “precio social”. Así lo adelantó el ministro de la Producción provincial, Ricardo Moralejo, quien señaló además que la instalación se pondría en funcionamiento en 2018.

Según Moralejo, el objetivo es “ofrecer una leche que tenga un precio social para que llegue a toda la gente de General Pico y de la zona norte de la provincia con calidad óptima”.

“El proyecto ya es una realidad porque estamos en la etapa de adquisición y aprobación de planos y de ampliación del lugar”, dijo, al tiempo que indicó que el Centro Regional de Educación Tecnológica (Ceret) “va a adquirir la leche a los tambos pampeanos y luego se fabricará la leche fluida, el yogur y el dulce de leche”.

En ese sentido, el funcionario aseguró que se tratará de “una fábrica compacta, de última generación, que asegurará un producto de calidad”.

“En un principio se va a ofrecer la leche por intermedio de la Tarjeta alimentaria, como así también en diferentes organismos del Estado, como hospitales y escuelas, porque la capacidad de producción inicial va a ser de unos 7.000 litros hasta llegar en forma progresiva a los 15.000 o 20.000”, detalló Moralejo, y remarcó que “la idea es avanzar en una fábrica escuela que permita tomar precios de referencia y formar operarios para la industria láctea pampeana”.